¿No tiene tiempo para investigar? o ¿No sabe cómo investigar?

Ponemos a su disposición equipos de investigación, para obtener un producto de alta calidad, con puntualidad, seguridad y absoluta reserva. Para solicitar información sobre nuestros servicios puede escribir a:
infolimaperu@gmail.com

Tesis: Derecho del consumidor

MALPARTIDA CASTILLO, VÍCTOR: "El Derecho del consumidor en el Perú y en el derecho comparado"

CONCLUSIONES

1. Es necesario primero esclarecer, cómo se presenta la relación entre economía y derecho, teniendo presente que la protección al consumidor tiene dichas coordenadas como básicas.

2. Así, se puede indicar que es innegable la relación directa entre economía y derecho, pero lo importante será establecer en qué términos opera esta relación. En este sentido, el derecho estará - de primera intención - subordinado a la dinámica económica, limitando los márgenes de su actuar. Pero, no por ello se debe caer en un reduccionismo mecánico, pues si bien es cierto, lo dicho es válido generalmente, también lo es que el derecho no se encuentra como un objeto totalmente subordinado. Existe un margen en su actuación, que permite considerarlo con una incidencia limitada, vale decir, una reactuación sobre el fenómeno económico, en determinadas circunstancias.

3. Lo anterior es fundamental para observar la problemática de la protección al consumidor. Existe la tesis liberal sobre protección al consumidor que reconoce sólo la existencia del problema de la asimetría informativa entre la empresa y consumidor. Si bien es cierto esta asimetría existe, sólo es parte del problema. Habrá que tener en cuenta la ventaja estratégica que mantiene la empresa, exacerbada no pocas veces, por la posición dominante en el mercado que ostenta. Esta apreciación se hace doblemente cierta en países como el Perú, en donde no existe una sociedad civil desarrollada. Por ello, el Estado no debe renunciar a cumplir una función protectora del consumidor, desde una visión integral de la economía.

4. Por ello, muy distante del pensamiento liberal, el cual señala que la libertad sólo es posible en una economía de mercado y, los derechos fundamentales que conocemos son producto de ella, se plantea que la protección del consumidor- como eje del derecho del consumidor- , es instrumento importante para que el ser humano alcance un completo reconocimiento como persona. De allí que se pueda concluir que es la afirmación de los derechos fundamentales y, entre ellos el derecho que todo consumidor tiene como un aspecto importante, lo que en definitiva debe ser el eje central del derecho y no solo su aspecto económico.

5. En cuanto a tener un concepto de Derecho al Consumidor, se puede señalar que es un derecho autónomo, con caracteres propios como la previsión y la integración, así como el de buscar esencialmente la reparación del daño causado al consumidor. Sin embargo, lo que particulariza a este derecho será ese distinto modo de observar las situaciones conflictivas y de la aplicación de la normatividad vigente. Si el derecho decimonónico mantenía como criterio prevaleciente uno individualista y muy pocas veces solidario, el derecho del consumidor marca ya la consolidación de un criterio colectivo y solidario. La persona no es sólo individualidad sino también socialidad, aspectos no contrapuestos, sino complementarios. Ahora bien, el asignar autonomía a este derecho no nos debe llevar a pensar en un derecho estatutario, es decir, un derecho especial y distinto en términos absolutos. El derecho al consumidor tiene sentido en la medida que es tomado como parte en la construcción de la ciudadanía, en la medida que se tiene en cuenta la protección de la persona como una totalidad.

6. Por otro lado, no existe una sola forma de asumir la protección de los consumidores. Así, en primer lugar, se admitirá una protección en base a la intervención del Estado, circunscrita a la corrección de las fallas del mercado, como en el caso de nuestro país, que como fundamento del Decreto Legislativo N° 716 se expresa que tiende a combatir la asimetría informativa, y, una vez corregida ésta, será el mecanismo de mercado el que logre la satisfacción de la expectativa del consumidor.

7. En segundo lugar, existe una forma también basada en la intervención del Estado, pero de manera más acentuada, con el objetivo de proteger al consumidor, representada por medidas de política económica, como el control de precios o los precios regulados o administrados, como se ensayó en nuestro país en la década de los 70. Aquí el mecanismo de mercado queda subordinado a los dictados de la política económica.

8. Con la Constitución de 1993, se logra consagrar constitucionalmente, de manera explícita, lo que en leyes especiales ya se había preceptuado sobre Protección al Consumidor y el Derecho de la Competencia.

9. Así, refrenda lo que venimos diciendo, lo señalado en los arts. 61° y 65°. El primero de los nombrados preceptúa que el Estado facilita y vigila la libre competencia y, combate toda práctica que la limite, así como el abuso de posiciones dominantes o monopólicas. Ninguna ley ni concertación podrá autorizar o establecer monopolios. Se reitera entonces lo establecido en la legislación antimonopólica (D. Leg. 701) y el acceso a los mercados(D. Leg. 757) .

10. El art. 65° señala que el Estado defiende el interés de los consumidores y usuarios, garantizando el derecho a la información sobre los bienes y servicios que se encuentran a su disposición en el mercado. Además el Estado velará por la salud y la seguridad de la población. Con esta norma se recoge lo ya establecido en cuanto a protección al consumidor (D. Leg 716) , publicidad(D.Leg. 691) , competencia desleal(D.L. 26122) , normadas con anterioridad a la Carta vigente.

11. Lo importante será remarcar que se opta por una protección al consumidor de carácter liberal, al recaer todo el problema en la existencia de una asimetría informativa en la relación entre la empresa y el consumidor. Por tanto, una vez subsanada esta asimetría, será el mercado quien logre satisfacer las expectativas del consumidor. Esto va en relación con la función que se le asigna al Estado. Este no puede intervenir en la economía, a diferencia de lo que se señalaba en la Constitución de 1979, consecuencia de adoptarse una orientación liberal rígida.

12. Existe en nuestro país, una protección al consumidor a la que se puede denominar indirecta y otra directa. En la protección indirecta, se encuentra el Derecho de la Competencia - Derecho de la Libre Competencia y Derecho contra la Competencia Desleal - , el que si bien es cierto su principal centro de interés es la existencia de la competencia y que ésta se efectúe lealmente, también es verdad que como interesado directo de que funcione bien la economía de mercado es el consumidor. De allí pues que se establezca que esta normatividad también proteja al consumidor aunque de manera indirecta.

13. En lo que respecta a la protección directa, principalmente se encuentra el Decreto Legislativo N° 716 Ley de Protección al Consumidor, así como el Decreto Legislativo N° 691 Ley sobre Publicidad Comercial. Ambas normas son complementadas por lo regulado en el Código Civil en lo que respecta a la contratación en masa; lo dispuesto en el Código Penal en lo que respecta a los delitos contra el consumidor; y, finalmente, en lo que compete a la normatividad sobre los Organismos Reguladores de los servicios públicos.

14. En lo que respecta a la protección al consumidor en el derecho comparado, se puede decir que la existencia de leyes de protección del consumidor y usuario en los países considerados, indica una preocupación progresiva y actual por la figura del consumidor en Hispanoamérica. Así, de las legislaciones mencionadas se puede establecer un primer momento en la década del 70, para luego, sucesivamente generalizarse su necesidad, en las décadas del 80 y 90. Es dable entonces remarcar que la defensa de los derechos del consumidor o usuario se ha tornado imprescindible en cualquier orden público económico.

15. Ahora bien, paralelamente a la asunción de una posición privilegiada de la defensa del consumidor, se ha efectuado un desplazamiento en lo que toca a la fundamentación de esa defensa y protección de los consumidores. De esta forma, se ha pasado de considerar al Estado como el principal instrumento para defender los derechos del consumidor, a entender que es el propio consumidor dentro de la lógica de mercado, el principal elemento de defensa y protección de sus propios derechos. Esta diferente fundamentación se puede ver reflejada en un solo país como México, en el que la Ley Federal de Protección del Consumidor de 1975 – con una intervención del Estado acentuada- guarda una propuesta diferente con su homóloga de 1992 – de corte mucho más liberal- . La diferente fundamentación, por tanto, ha conllevado una propuesta distinta con elementos distintos. Así, por sólo poner un ejemplo, se hace en la ley mexicana un espacio mayor de actuación a las asociaciones de consumidores y usuarios, aspecto que en la ley de 1975 no se contemplaba.

16. Si tuviéramos que sistematizar el panorama legislativo considerado, tendríamos que reparar en la existencia de una primera posición, la que se inspiran en un orden público económico liberal, una segunda – minoritaria- apegada a un orden público económico en donde la intervención del Estado es manifiesta, y, finalmente, una tercera en donde se presenta una solución ecléctica. En la primera se encuentran Perú, Argentina, Chile, Ecuador, España. En la segunda Venezuela solamente. Y, en la tercera posición se encuentra México.

17. En la primera posición, se le otorga una gran preponderancia a la existencia de una asimetría informativa y, por tanto, en la ley de protección al consumidor se regula como prioridad la transferencia obligatoria de información del proveedor al consumidor, a fin de que éste último elija libremente, sin tutelas de terceros como el Estado. Se parte de contrarrestar la asimetría informativa y con ello – según la óptica liberal- restablecer el equilibrio dentro del mercado entre proveedor y consumidor. Desde esta perspectiva, no hay espacio para la intervención controlista del Estado.

18. En la segunda posición – es el caso de Venezuela- el Estado mantiene una gran injerencia más allá de reconocer una asimetría informativa. Así la administración pública retiene su función de tutelar al consumidor en una serie de aspectos, como es el control de precios de los productos de primera necesidad, aspecto impensable en su ocurrencia en un orden público económico liberal, propio de otros países.

19. En la posición ecléctica- México por ejemplo- si bien se ha disminuido la intervención del Estado- sobre todo si comparamos lo que ocurría con su ley de 1975- se nota una desconfianza con la protección autónoma colectiva, es decir, las asociaciones de consumidores, aspecto que en un régimen económico liberal, por el contrario, se le promueve con mucho interés.

20. Dos apreciaciones tenemos como resultado de la revisión de las cifras respectivas. La primera es referente al papel de INDECOPI en lo que respecta a la protección del consumidor. Se ha visto claramente que muchos de los reclamos ante INDECOPI sólo se quedan en tales, sin pasar a formalizarse, es decir, convertirse en denuncias. Esto nos lleva a que exista un número de procedimientos mucho menor que el que se presenta en los Organismos Reguladores. Hay entonces un ambiente mayor de controversia entre consumidor- proveedor(prestador de servicios) en lo que respecta a los servicios públicos que en lo actuado ante INDECOPI. La pregunta siguiente sería si ésta última institución mencionada sólo tiene un margen muy reducido de lo que corresponde a la protección al consumidor, si comparamos sus cifras en cuanto a reclamos y procedimientos con las verificadas en los organismos reguladores. Esto definitivamente abre una gran discusión sobre la vigencia de INDECOPI.

21. La segunda apreciación, es en lo concerniente a que tanto en los reclamos ante INDECOPI como en lo que acaece ante los Organismos Reguladores, los rubros más reclamados tienen relación con una situación de posición de dominio en el mercado o situación de concentración de mercado. Así, en el caso del servicio de transporte aerocomercial, Aerocontinente S.A. tiene una indudable posición de dominio en dicho mercado. De la misma manera en el caso del Banco de Crédito del Perú en lo que corresponde a los servicios bancarios y financieros. Y, claro está dicha situación se repite en el caso de los servicios públicos. Ahora bien, el hecho no es sólo que los reclamos sean mayoritarios, en relación a dichas empresas, sino que alcanzan niveles que se mantienen altos, no existiendo propósito de rectificación en muchos casos.

22. Hay entonces, una indudable ligazón entre la posición de dominio en el mercado y la violentación de los derechos del consumidor. Entonces, lo anterior probaría de alguna forma que en la problemática de protección al consumidor no existe sólo una asimetría informativa, sino que también habría que contemplar principalmente la asimetría en el poder económico entre dichos sujetos o polos. La ley de protección al consumidor peruana, de manera increíble, no contemplaría esta última asimetría nombrada, produciéndose como consecuencia una asimetría en el derecho también.

23. Ahora bien, en lo que atañe a la pregunta principal de la tesis, en cuanto a que si existe un solo sistema de protección al consumidor en el Perú - entendido éste como un conjunto normativo con una sola orientación - , se planteó como hipótesis central que en nuestro país existe efectivamente un solo sistema de protección al consumidor, siendo el Decreto Legislativo N° 716 y otras partes del ordenamiento jurídico nacional, complementarios.

24. Podemos manifestar ahora, luego de la revisión hecha, que parte del ordenamiento jurídico nacional constituye un sistema de protección al consumidor, aunque sus partes integrantes respondan a diversas fundamentación, debido a que surgieron en distintos momentos históricos. Pero, el hecho de existir ciertas coordenadas macroeconómicas, que en conjunto pueden denominarse orden público económico liberal, hace que las normas con contenido económico del orden jurídico nacional adopten un solo sentido.

25. De manera que ratificamos que existe un solo sistema de protección al consumidor, siendo sus pilares principales, la Constitución, el Decreto Legislativo N° 716, el Decreto Legislativo N° 691 y otra de carácter complementario.

26. Ahora bien, el hecho que la fundamentación de la protección al consumidor sea el sólo reconocer una asimetría informativa entre empresa y consumidor, pensando que será el mercado - una vez subsanada dicha asimetría – el encargado de por sí mismo proteger al consumidor, nos hace pensar que es sólo una ilusión. Esta perspectiva se afirma en un país como el Perú en donde se presentan mercados monopólicos u oligopólicos, en los cuales pensar en el mercado como un natural protector al consumidor, es un imposible.

27. Es así, que se puede establecer de que el propio mercado, aún enfrentando la asimetría informativa entre empresa - consumidor, no es lo adecuado en la protección del consumidor, debido precisamente a la existencia de las asimetrías adicionales a la informativa, como la asimetría en el poder económico y en el derecho, que hace inviable el modelo de autotutela que subyace en la ley de protección al consumidor peruana.

Fuente:
http://www.cybertesis.edu.pe/sdx/sisbib/notice.xsp?id=sisbib.2003.malpartida_cv-principal&qid=sdx_pcd-q&base=documents&dn=1&id_doc=sisbib.2003.malpartida_cv&num=&query=Facultad%20de%20Derecho%20y%20Ciencia%20Pol%C3%ADtica&isid=sisbib.2003.malpartida_cv&idcorreo=@@@@@

5 comentarios:

  1. Hola!, mi tesis es sobre la proteccion del derecho del consumidor y usuario en la jurisprudencia del tribunal constitucional, necesitaria un estudio comparado, puedo conseguir la informacion, pero no cuento con tiempo para procesarlo, espero puedan ayudarme. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu comentario. Si deseas contar con nuestros servicios, te sugiero mandar un mensaje a la siguiente dirección: infolimaperu@gmail.com
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. hay un proyecto que se esta discutiendo en el congreso sobre el codigo del consumidor, creo que seria una buena opcion hacer una tesis sobre este tema

    ResponderEliminar
  4. Holas estoy haciedno una tesis relacionado a la proteccion del consumidor.Me encantaría poner como antecedentes esta tesis que es interesante, pero neceisto el numero de pagina de las conclusiones y mas datos por lo que se realizo la tesis. Paola

    ResponderEliminar
  5. Hola: La tesis se encuentra en la biblioteca de la UNMSM.
    Gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar

Nos gustaría saber tu opinión. Para cualquier consulta por nuestros servicios, es preferible que remitas un mensaje a nuestro correo: infolimaperu@gmail.com

¿No tiene tiempo para investigar? o ¿No sabe cómo investigar?

Ponemos a su disposición equipos de investigación, para obtener un producto de alta calidad, con puntualidad, seguridad y absoluta reserva. Para solicitar información sobre nuestros servicios puede escribir a:
infolimaperu@gmail.com

Facebook-Asesoría en línea

Para compartir información y experiencias sobre investigación científica, lo invitamos a nuestro grupo en Facebook: Tesis & Monografías (abierto para todo el público).
También puede recibir asesoría en línea agregándonos a su messenger: asesoriaonline@hotmail.com (previamente necesita solicitarlo mediante e-mail a esa dirección).